Total de visualitzacions de pàgina:

dimecres, 31 de juliol de 2013

LA PARTIDA - CINCO


(Vuelven al salón Paloma le ha contado lo que ha sucedido a Belén, y al final esta se levanta, pone un CD y mira por la ventana. Paloma coge el teléfono y marca. Oímos el contestador de Manu y deja un mensaje.)
Contestador: Hola Soy Manu, no estoy.. ¿qué porqué no estoy? Pues porqué he salido, así que ya sabes... después del pitido!
Paloma: (Hablando con el contestador)... Mira Manu... que soy Paloma, llámame cuando puedas, ¿vale?, ¡hasta luego!

(Paloma, vuelve a comer aceitunas. Belén ve llegar a las otras. )
Belén: Ya están aquí

(Música (“No puedo evitar ser como soy, sentir lo que siento, pensar como pienso…”) Paloma vuelve a llamar como si se acordara de que tenía que haberle dicho a Manu algo más. En ese momento oímos que al otro lado de la línea están comunicando. Paloma piensa unos segundos. Y, en un momento, vuelve a llamar… pero sale de nuevo el contestador)
FRANCESCA WOODMAN
Paloma: Manu, ¡¡quieres hacer el favor de descolgar el teléfono!! sé que estas ahí, si te acabo de llamar y estabas hablando con alguien así que haz el favor de descolgar el teléfono, que tengo que decirte algo importante, joder...
(Mientras Paloma hablaba, Belén ha vuelto a sentarse en el sofá. Cuando cuelga, se dirige a ella en plan muy amistoso.)

Belén: ¡Quizá no vuelvas a verle!
Paloma: Bah, los hombres nunca se van del todo, el que viene un día, siempre vuelve...
Belén: Sí les dejas sí, claro... la cuestión es... ¿dejarás que vuelva? 
(Paloma piensa un momento y después vuelve a coger el teléfono. Paloma vuelve a escuchar el contestador.)

Paloma: (Al contestador de nuevo) Muy bien, Manu, algún día me cansaré de llamarte y que no me cojas el teléfono, ten cuidado ¿me oyes?... Quiero saber por qué coño me estás haciendo pasar por esto... ¿Me oyes, cabrón?
Belén: Ahí está la cuestión Paloma, ahí has dado en el clavo... ¿Por culpa de qué otro coño te estará haciendo pasar por esto?
FRANCESCA WOODMAN
(Paloma coge un cacharro y se le cae y lo rompe. Está  a punto de llorar.)
Paloma: Mierda!... esto me lo había regalado él.
Belén: Anda no me llores, (Arreglando el cacharro) Tranquila que esto… ¡a-já!… ¡ya está! … Pero es horrible... ¿no?
(Se ponen a reír juntas. Suena el timbre de la puerta.)