Total de visualitzacions de pàgina:

dimecres, 19 de març de 2014

MÍRAME A LOS OJOS

Uno de los conflictos más grandes en teatro, es que las personas no pueden mirarse a los ojos. Esa falta de verdad de la puesta en escena nos transgrede y nos hace cautos, y ese hecho mismo de mentir a sabiendas y por convención nos lleva a bajar la mirada o a alzarla demasiado hacia el cielo.